Zaki Hossain Center for Hypertension, Diabetes and Vascular Disease

La diabetes ha alcanzado proporciones epidémicas en Estados Unidos y, a menudo, la acompañan la hipertensión y las enfermedades vasculares. Las tres contribuyen en gran medida al desarrollo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares (las causas número uno y número tres de mortalidad en el país). Las personas de extracción afroamericana, hispana y del sudeste asiático tienen mayor predisposición a desarrollar las enfermedades y complicaciones graves, como la pérdida de miembros, de la visión y de la movilidad.

Por esta razón, NuHealth creó el Zaki Hossain Center for Hypertension, Diabetes and Vascular Disease en Nassau University Medical Center para ayudar a nuestros pacientes a prevenir, diagnosticar, monitorear y tratar estas enfermedades como partes interrelacionadas de un complejo rompecabezas médico. El centro se encuentra en un piso maravillosamente refaccionado y diseñado específicamente para alentar el cuidado de la diabetes y las enfermedades relacionadas en un marco de colaboración profesional.

  • Un enfoque basado en equipos multidisciplinarios para la gestión de estas enfermedades interrelacionadas
  • Fácil acceso a otras especialidades médicas que suelen ser necesarias para tratar las complicaciones de la diabetes y la hipertensión, como oftalmología, cardiología, neurología, podología, cirugía bariátrica y tratamiento de heridas
  • Capacitación para ayudar a los pacientes a llevar sus problemas de salud
  • Educación de los pacientes y la comunidad para ayudar a diagnosticar y controlar la diabetes y evitar sus complicaciones; educación de la comunidad para ayudar a los residentes de Long Island a prevenir la aparición de la diabetes, la hipertensión y las enfermedades vasculares promoviendo una vida más sana y una mayor conciencia sobre los síntomas asociados a estas enfermedades
¿Qué es la hipertensión?

La hipertensión es más conocida como “presión arterial alta”. La presión arterial se considera normal cuando ronda un valor de 120/80. Estos números se refieren a milímetros de mercurio, una medida estándar de presión. Se diagnostica hipertensión cuando el primer número (la presión sistólica) supera los 140 o cuando el segundo número (la presión diastólica) supera los 90.

¿Por qué debo controlarla?
Hay varios problemas graves de salud que se vinculan a la hipertensión, como la aterosclerosis (el endurecimiento de las arterias), las enfermedades cardíacas, las enfermedades renales, los accidentes cerebrovasculares y las enfermedades del ojo. Para evitar estas complicaciones, los pacientes deben llevar a cabo ciertas actividades para controlar la presión arterial (ajustes en su estilo de vida y dieta, y, en algunos casos, medicación).

¿Tengo hipertensión?
A menudo, se la llama el “asesino silencioso” porque las personas que la sufren no suelen sentir nada inusual. Sin embargo, aparece frecuentemente en personas que fuman, personas obesas o personas que no realizan la suficiente cantidad de ejercicio. Además, la hipertensión es más común en personas de extracción afroamericana y es un poco más común en los hombres que en las mujeres. Aparece con mayor frecuencia en personas que tienen diabetes o enfermedades vasculares. Si usted se encuentra en alguno de estos grupos de riesgo, o tiene antecedentes de hipertensión, es aconsejable que un profesional médico le realice una evaluación.

Para diagnosticar y controlar la hipertensión y las enfermedades asociadas, el centro Zaki Hossain de NuHealth en Nassau University Medical Center ofrece:

  • Especialistas en hipertensión y nefrología (riñones)
  • Monitoreo y control de la hipertensión
  • Educación para el paciente
  • Evaluaciones de detección precoz de colesterol
¿Qué es la diabetes?
La diabetes es una enfermedad que afecta la capacidad del cuerpo de procesar el azúcar, las grasas y las proteínas de los alimentos. En EE. UU., millones de personas sufren de diabetes. Es la quinta causa de muerte y la primera causa de discapacidad en el mundo. Además, la diabetes aumenta día a día porque, muchas veces, la provocan nuestra dieta actual (que es rica en azúcares, almidón y grasas) y la falta de actividad física.

¿Tengo diabetes?
Usted puede sentirse bien y tener diabetes. La única manera segura de averiguarlo es mediante un análisis de sangre para comprobar si su organismo procesa correctamente el azúcar en la sangre. Es posible que los análisis de sangre rutinarios que le realice su médico no muestren evidencia de diabetes. Entre los síntomas de la diabetes, se encuentra un grado de sed inusual, ganas de orinar frecuentemente y, en algunos casos, pérdida de peso sin explicación. Es aconsejable que las personas con antecedentes familiares de diabetes o las personas obesas o que no hacen actividad física se realicen una evaluación de diabetes. Los afroamericanos, hispanos y sudasiáticos tienen una mayor predisposición a desarrollar diabetes.

¿Qué debo hacer si tengo diabetes?
Cuando no se la trata, la diabetes puede contribuir a una variedad de complicaciones graves para la salud, como enfermedades del corazón, los riñones, los ojos, el sistema nervioso y el sistema vascular, que ponen en peligro su vida y sus extremidades. Es necesario un enfoque coordinado para ayudar a controlar la diabetes, prevenir las complicaciones y proteger su bienestar en general.

Para diagnosticar y controlar la diabetes y las enfermedades asociadas, el centro Zaki Hossain de NuHealth en Nassau University Medical Center ofrece:

  • Educación para el paciente sobre el control de la diabetes, como capacitación para el automonitoreo, la administración de insulina y el cumplimiento de un régimen de cuidados
  • Asesoramiento sobre dietas
  • Evaluaciones de detección precoz del colesterol y tratamiento
  • Evaluaciones de detección precoz de hipertensión y primeros signos de enfermedades vasculares
¿Qué son las enfermedades vasculares?
Las enfermedades vasculares son trastornos de los vasos sanguíneos; muchos de ellos se conocen como “endurecimiento de las arterias”. Si bien este problema está generalmente asociado a las enfermedades cardíacas, estos trastornos también pueden afectar a otras partes del cuerpo y causar una variedad de problemas graves, como por ejemplo:

Aneurisma de la aorta abdominal (AAA): Estas malformaciones peligrosas en la pared de la arteria más grande del cuerpo son la causa más común de muerte en personas mayores de 60 años.

Accidente cerebrovascular: Cuando la arteria carótida, que es responsable del suministro de una parte importante de la sangre que irriga el cerebro, está bloqueada con placa, el cerebro no recibirá la cantidad suficiente de sangre y oxígeno, lo que puede provocar daños permanentes.

Obstrucción arterial: Cuando se obstruye la circulación de la sangre por las arterias del abdomen, la pelvis y las piernas, es posible que se originen úlceras, no se curen las heridas y se genere tejido muerto, que puede llevar a la pérdida de miembros y extremidades además de la pérdida de funcionalidad en sistemas de órganos críticos.

¿Cómo se pueden tratar las enfermedades vasculares?
Si tiene diabetes, usted tiene más riesgos de desarrollar una enfermedad vascular. Si no se trata, puede provocar la pérdida de extremidades, accidentes cerebrovasculares y otras complicaciones, incluida la muerte. Se pueden realizar intervenciones mínimamente invasivas y procedimientos quirúrgicos para quitar o circunvalar las obstrucciones vasculares y tratar otros trastornos. El equipo de enfermedades vasculares de Nassau University Medical Center también trata aneurismas aórticos y de otros tipos, y ofrece cuidados para el pie diabético y tratamientos de última generación para venas varicosas.

Para diagnosticar y controlar las enfermedades vasculares y los problemas de salud asociados, el centro Zaki Hossain de NuHealth en Nassau University Medical Center ofrece:

  • Especialistas en cirugía vascular
  • Diagnóstico, monitoreo y tratamiento de trastornos vasculares
  • Intervenciones reconstructivas para aliviar el efecto de vasos sanguíneos obstruidos
  • Técnicas mínimamente invasivas para tratar las venas varicosas