Cirugía bariátrica

EN FOCO: Cirugía bariátrica

La cirugía bariátrica (pérdida de peso) siempre fue reconocida como una herramienta eficaz para ayudar a los pacientes con sobrepeso excesivo a controlar mejor su peso, y las noticias recientes sobre los efectos positivos que esta cirugía tiene en la diabetes han generado aún más interés en el trabajo del departamento de Cirugía Bariátrica de NuHealth en Nassau University Medical Center. Como centro de excelencia en cirugía bariátrica reconocido a nivel nacional, el departamento está calificado para ayudar a los pacientes a alcanzar sus objetivos de peso y mejorar su salud general.

“La obesidad es un factor importante en muchas enfermedades debilitantes”, destacó el Dr. Venkatesh Sasthakonar, director del departamento de Cirugía Bariátrica de NuHealth. “Según los últimos estudios, la cirugía bariátrica puede eliminar la diabetes por completo. Esto confirma lo que sospechamos desde hace años. También puede contribuir a la disminución de la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares”.

Dos ensayos clínicos aleatorios publicados recientemente en The New England Journal of Medicine demuestran que la cirugía bariátrica es el tratamiento más eficaz contra la diabetes tipo 2 en pacientes con obesidad y obesidad mórbida. Según un estudio realizado por Cleveland Clinic, en un año, las tasas de remisión de la diabetes en pacientes que se operaron llegaron al 40 % aproximadamente, en comparación con un valor cercano al 12 % en pacientes que recibieron el mejor tratamiento farmacológico disponible. Los resultados de un estudio realizado por la Universidad Católica de Roma, en Italia, y el centro médico New York-Presbyterian/Weill Cornell Medical Center demostraron tasas de remisión aún mayores: cerca del 85 % tras cirugías bariátricas contra 0 % después de tratamientos médicos. Ambos estudios recomiendan considerar la cirugía antes y con más frecuencia en pacientes que sufran diabetes y obesidad, dos enfermedades interrelacionadas.

El centro National Institutes of Health de EE. UU. recomienda la cirugía bariátrica en personas obesas con un índice de masa corporal (IMC) de al menos 40, y en personas con un IMC de 35 que también tengan una patología grave, como diabetes. Los estudios a largo plazo indican que los pacientes que se someten a una cirugía bariátrica pueden perder entre un 25 % y 80 % de sobrepeso corporal y disminuir su mortalidad casi a la mitad.

La cirugía bariátrica se puede realizar con una intervención mínimamente invasiva (laparoscópica), que solo requiere seis incisiones pequeñas en el abdomen. Todas las cirugías de pérdida de peso funcionan de dos formas: modifican físicamente el tamaño del estómago para limitar la cantidad de comida que el paciente puede comer, o bien modifican la capacidad que tiene su cuerpo de absorber alimentos. Se limita la posibilidad de comer en exceso porque si se supera la capacidad del estómago o se ingieren alimentos con un alto contenido graso, se provocarán náuseas y vómitos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la pérdida de peso depende de la voluntad que tenga el individuo de hacer ejercicio y seguir un plan de alimentación sano.

La banda gástrica ajustable, conocida como Lap-Band®, es una opción muy utilizada en muchos pacientes. En la banda gástrica, se coloca una banda para dividir el estómago en una bolsa superior pequeña y una porción inferior más grande. El paciente se siente lleno más rápido porque la bolsa superior es pequeña. Este método funciona simplemente limitando la cantidad de comida que se puede ingerir. Como indica su nombre, el cirujano puede ajustar la banda mediante un puerto ubicado debajo de la piel para garantizar una pérdida de peso adecuada.

Los estudios recientes que se muestran en las noticias sobre la cirugía bariátrica y su eficacia para combatir la diabetes se centran en el bypass gástrico en Y de Roux. El baipás gástrico se puede realizar con una intervención abierta o mínimamente invasiva. El cirujano crea una pequeña bolsa en el estómago y evita una parte del intestino; así, se limita la cantidad de comida que usted puede ingerir y la capacidad de absorción del alimento. Por lo general, el bypass gástrico permite perder peso más rápido, pero es irreversible. Además, después de la cirugía, el paciente necesitará suplementos diarios de proteínas, vitaminas y minerales esenciales porque el cuerpo tendrá menos oportunidades de absorberlos de forma natural.

“La cirugía bariátrica es una opción efectiva para las personas que no hayan podido perder sobrepeso, o hayan perdido poco, usando otros métodos”, explica el Dr. Sasthakonar. “Pero no es una solución mágica; el paciente debe comprometerse a seguir una dieta estricta y mantener un estilo de vida activo si quiere obtener resultados de larga duración. Es por eso que nuestro equipo de médicos, personal de enfermería, nutricionistas, psicoterapeutas, entrenadores físicos y demás personas trabajan junto a nuestros pacientes para ayudarlos a adaptarse a los cambios en su estilo de vida”.

Para obtener más información sobre las opciones de cirugías bariátricas en NuHealth, llame al (516) 486-6862.