Accidente cerebrovascular

Accidente cerebrovascular

Un accidente cerebrovascular se produce cuando un coágulo sanguíneo obstruye una arteria, o cuando se rompe un vaso sanguíneo y se interrumpe el flujo a una parte del cerebro. Si ocurre alguna de estas dos cosas, las células cerebrales comienzan a morir y el cerebro se daña. Cuando mueren las células cerebrales durante un accidente cerebrovascular, es posible que se pierdan las habilidades controladas por dicha área. Estas habilidades incluyen el habla, el movimiento y la memoria. Los accidentes cerebrovasculares son la tercera causa de mortalidad en Estados Unidos y una de las principales causas de discapacidad en los adultos.

Nassau University Medical Center es un centro de atención primaria para accidentes cerebrovasculares aprobado por el estado de Nueva York. Como centro designado para accidentes cerebrovasculares, seguimos los estándares de mejores prácticas y las pautas para el alta hospitalaria que desarrolló la American Heart Association. Estas prácticas y pautas permiten obtener mejores tiempos de respuesta y una mejor coordinación en la atención de accidentes cerebrovasculares durante todo el proceso, desde la prevención inicial hasta la rehabilitación.

Leyenda

Igual o superior al promedio del estado de Nueva York
Cercano al promedio del estado de Nueva York
Puede mejorarse
qua_award    Listón azul = mejor valor posible

Puede obtener más información si hace clic en los vínculos destacados en azul.

Nassau University Medical Center
  Medidas de calidad del hospital
NUMC
Promedio del estado de Nueva York
Estándares de atención para los accidentes cerebrovasculares:
Del 1 de enero de 2015 al 31 de diciembre de 2015
Porcentaje de pacientes con accidente cerebrovascular isquémico severo que llegaron al hospital dentro de los 120 minutos (dos horas) desde la última vez que se sintieron bien y que recibieron APt-IV en el hospital dentro de los 180 minutos (tres horas) desde la última vez que se sintieron bien

Para recibir un tratamiento de desobstrucción de coágulos, como AP-t, se le debe diagnosticar al paciente accidente cerebrovascular isquémico (causado por una obstrucción arterial). Si se administra dentro de las tres horas desde el comienzo de los síntomas, un fármaco para la desobstrucción de coágulos puede disminuir la discapacidad a largo plazo. El tiempo es muy importante.

  APt-IV: ingreso dentro de las dos horas; tratamiento dentro de las tres horas
qua_award
91.8
Porcentaje de pacientes con accidente cerebrovascular isquémico o AIT que reciben tratamiento antitrombótico antes del final del segundo día en el hospital

El tratamiento antitrombótico actúa mejorando el flujo sanguíneo. Se usan dos agentes: Los anticoagulantes (diluyentes de la sangre) son medicamentos que retrasan la coagulación sanguínea. Dificultan la formación de coágulos o impiden que los coágulos existentes agranden el corazón, las venas o las arterias. Los medicamentos antiplaquetarios impiden la formación de coágulos sanguíneos, ya que evitan que las plaquetas se aglutinen.

  Antitrombóticos tempranos
98
Porcentaje de pacientes con accidente cerebrovascular isquémico o accidente cerebrovascular hemorrágico que no son ambulatorios y que reciben profilaxis por TEV antes del final del segundo día en el hospital

Los pacientes con un accidente cerebrovascular que involucre pérdida de movimiento en una extremidad inferior o que estén en reposo en cama tienen más probabilidades de desarrollar tromboembolismo venoso (TEV). La trombosis venosa profunda es un proceso en el que aparecen coágulos sanguíneos que se desplazan por las venas. Los estudios demuestran que si se inician a tiempo las medidas de profilaxis (preventivas), disminuye el riesgo de desarrollar TEV.

  Profilaxis por TEV
96.8
Porcentaje de pacientes con accidente cerebrovascular isquémico o AIT a los que se indica un tratamiento antitrombótico al darles el alta

Los médicos prescriben tratamientos medicamentosos que mejoren el flujo sanguíneo cuando quieren ayudar a los pacientes a prevenir accidentes cerebrovasculares causados por coágulos sanguíneos. Los antitrombóticos son medicamentos que interfieren con la coagulación de sangre en las arterias, las venas o el corazón.

  Antitrombóticos
98.6
Porcentaje de pacientes con accidente cerebrovascular isquémico o AIT y fibrilación/aleteo auricular a los que se indica tratamiento anticoagulante al darlos de alta

Los anticoagulantes (diluyentes de la sangre) son medicamentos que retrasan la coagulación sanguínea. Pueden dificultar la formación de coágulos o impedir que se agranden los coágulos existentes en el corazón, las venas o las arterias. La heparina y la warfarina son dos ejemplos de anticoagulantes. Los pacientes con ciertos problemas médicos se beneficiarán de este tratamiento.

  Anticoagulantes para FA/aleteo auricular
qua_award
97.5
Porcentaje de pacientes con accidente cerebrovascular isquémico con LDL mayor o igual que 100, o LDL no medido, o que tomaban reductores de colesterol antes de la admisión, y a los que se indicó un tratamiento con estatinas al darlos de alta

La evidencia reciente obtenida en el ensayo “Prevención de accidentes cerebrovasculares mediante la reducción agresiva de los niveles de colesterol” (SPARCL) avala el uso de estatinas para bajar el colesterol LDL (malo) en pacientes con accidente cerebrovascular sin previa enfermedad de las arterias coronarias y con un LDL >100 mg/dl en ayunas.

  LDL 100
96.7
Porcentaje de pacientes con accidente cerebrovascular isquémico, hemorrágico o AIT con antecedentes de tabaquismo a los que se brinda consejo o asesoramiento, o a cuyos cuidadores se brinda consejo o asesoramiento, para dejar de fumar durante la hospitalización

Fumar aumenta el riesgo de desarrollar coágulos sanguíneos y enfermedades cardíacas, que pueden provocar accidentes cerebrovasculares, infartos cardíacos o insuficiencia cardíaca. El fumar reduce el espesor de los vasos sanguíneos. La grasa y la placa se adhieren a las paredes de los vasos sanguíneos, lo que dificulta la circulación de la sangre. Fumar cigarrillos es el factor de riesgo modificable más importante. Contribuye a la morbilidad y mortalidad prematuras, que causan cerca de 430,000 muertes en Estados Unidos. Este hábito aumenta casi el doble el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares isquémicos. Antes de dejar el hospital, es importante para su salud que reciba información para dejar de fumar. Dejar de fumar puede ayudar a prevenir otro accidente cerebrovascular.

  Dejar de fumar
qua_award
97
Porcentaje de pacientes con accidente cerebrovascular hemorrágico o isquémico que se someten a una evaluación de detección precoz de disfagia mediante un protocolo de prueba en cabecera basado en la evidencia aprobado por el hospital antes de recibir comida, líquidos o medicamentos por vía oral

La disfagia (dificultad para tragar) es una complicación potencialmente peligrosa de los accidentes cerebrovasculares. Antes de aprobar la ingesta oral de líquidos, comida o medicamentos, es importante que se evalúe la capacidad de tragar del paciente. Se estima que entre el 27 % y el 50 % de los pacientes que sufren un accidente cerebrovascular desarrollan disfagia. Según las pautas, se recomienda realizar a todos los pacientes que han sufrido un accidente cerebrovascular un examen preliminar para evaluar su capacidad de tragar. Se deberá derivar a los pacientes cuyos resultados no sean normales a un patólogo del habla y el lenguaje, o a otro profesional calificado, para un examen completo.

  Evaluación preliminar de disfagia
85.9
Educación sobre accidentes cerebrovasculares

Porcentaje de pacientes con accidente cerebrovascular hemorrágico, isquémico o AIT, o sus cuidadores, que recibieron, durante la hospitalización, instrucciones o materiales educativos sobre TODOS los aspectos siguientes: factores de riesgo personales de accidentes cerebrovasculares, señales de advertencia de accidentes cerebrovasculares, activación de sistemas médicos de emergencia, necesidad de seguimiento tras el alta y medicamentos

  Educación sobre accidentes cerebrovasculares
94.7
Porcentaje de pacientes con accidente cerebrovascular hemorrágico o isquémico a los que se evaluó para determinar la necesidad de servicios de rehabilitación

Es posible que los efectos de un accidente cerebrovascular lo obliguen a cambiar su estilo de vida, o que deba volver a aprender aspectos de su vida diaria. La rehabilitación puede revertir algunos de los efectos del accidente cerebrovascular y conducir a mejoras para caminar, mantener el equilibrio, coordinar, hablar y tragar. Los objetivos de la rehabilitación son aumentar el grado de independencia, mejorar el funcionamiento físico, ayudarlo a lograr una calidad de vida satisfactoria tras el accidente cerebrovascular y ayudarlo a prevenir otro.

  Consideración de la necesidad de rehabilitación
98.1
Porcentaje de pacientes con accidente cerebrovascular isquémico o AIT con perfil lipídico documentado

Un factor de riesgo de enfermedad de las arterias coronarias (EAC) que se encuentra bien documentado es un nivel de lípidos en suero elevado. En el Programa de Educación sobre el Colesterol III (NCEPIII), se les recomienda a los pacientes con EAC disminuir el colesterol LDL (malo) a través de un cambio en el estilo de vida y un tratamiento con fármacos para prevenir accidentes cerebrovasculares y otros problemas vasculares.

  LDL documentado
92.5
Tratamiento intensivo con estatinas

Porcentaje de pacientes con diagnóstico de evidencia de aterosclerosis a los que se indica un tratamiento intensivo con estatinas al darlos de alta.

El tratamiento con estatinas (medicamentos que bajan el colesterol) se asocia con una reducción drástica de la tasa de accidentes cerebrovasculares isquémicos recurrentes y otros problemas coronarios importantes.

  Tratamiento intensivo con estatinas
62.9
Este informe de datos agregados de GWTG se generó con el sistema Outcome™ PMT®. Está prohibida la copia o distribución de los datos agregados de GWTG sin la autorización por escrito de American Heart Association y Outcome Sciences, Inc.